lunes, 11 de junio de 2012

Cine Basuril - Trilogía The Street Fighter

Corría el año 2.003 cuando me quedé totalmente flipado con la primera entrega de "Kill Bill". Como buen adolescente, no paraba de engullir toda película, serie, anime o videojuego cuyo principal motor narrativo fuera el arte de la buena ostia. Fue una sorpresa que se estrenara en cines una película de artes marciales que tuviera ese regusto a peli de serie B que tanto me gusta, por lo que no me resistí a ver el making off de la peli. En éste, Tarantino nos contaba que el personaje de Hattori Hanzo estaba interpretado por un famoso actor japonés llamado Sonny Chiba, al que todos recordaréis por esta escena:


En el documental, decían que había actuado en infinidad de películas de artes marciales, así que rápidamente rebusqué por la red, que en aquella época no estaba tan surtida de cine casposillo como actualmente, así que no pude encontrar nada.
Años después, en el curso de realización, un profesor nos puso una película guionizada por Tarantino llamada "Amor a quemarropa", en la que un joven Christian Slater entraba al cine a ver una trilogía llamada "The Street Fighter", protagonizada por Sonny Chiba, al que podíamos ver en la gran pantalla zurrando gente a diestro y siniestro. Una vez más me moría de ganas de ver pelis de este señor, por lo que nada más llegar a casa rebusqué y rebusqué por páginas de descarga, sin éxito alguno, no encontré ni una de las tres.
Hace pocos meses mis ojos no podían creerlo cuando vi en Media Markt las tres películas, editadas por Manga Films y a dos míseros euros cada una, no me lo pensé un segundo y me hice con ellas. Las vi con mi primo Peperro y ahora somos fans incondicionales de Sonny Chiba, por varios motivos que quiero que leáis con el tema principal de las tres pelis de fondo para meteros mejor en situación:


Nos encontramos con Takuma Tsurugi, un mercenario especialista en artes marciales que realiza encargos por dinero, un hombre sin ningún tipo de escrúpulos a la hora de dar su merecido a sus enemigos, rompe cabezas, saca ojos, electrocuta, dispara...¡nunca habíamos visto un prota tan bestia!, podría decirse que cada vez que se enfrenta a un adversario medianamente digno...¡lo elimina con un Fatality!, incluso hay una escena en la que le rompe el cráneo a un tipo y se ve cómo se rompe con rayos X (exactamente igual que en el último Mortal Kombat).
Japón quiso vender las películas a occidente intentando que Sonny Chiba fuera "el Bruce Lee japonés", hasta tal punto que al protagonista le cambiaron el nombre por Terry Tsurugi para americanizarlo más. Debido a su violencia, fue la primera película en ser clasificada X en Estados Unidos por esta escena:

A pesar del aire a cutre que envuelve las pelis, es increíble ver lo bien realizadas que están las escenas de lucha, en las que la cámara siempre nos coloca en el mejor ángulo para poder ver toda la violencia gratuita que nos brinda. Las tres entregas, "The Street Fighter", "Return of The Street Fighter" y "The Street Fighter Last Revenge" fueron rodadas en 1.974, ¡todas el mismo año y manteniendo el buen nivel!. Uno de los puntos que agradeceremos los buenos freaks es que al ser realizadas por la Toei, la banda sonora se parece en muchas ocasiones a la de Dragon Ball, algo que hace esta trilogía incluso más mítica.
Como no quiero contar más nada para no destripar las películas, os dejo el trailer americano de la primera entrega y os animo a verlas porque no tienen desperdicio, podéis conseguirla por solo seis pavetes o invitarme a vuestra choza, a la que las llevaré gustoso al módico precio de un bol de palomitas.

1 comentario:

  1. Io puta, ahora me han entrado ganas de verlas. Saludos!!!

    ResponderEliminar